“Creo que gran parte de la vida está resuelta si te levantas cada mañana para ir a un trabajo que te gusta; y al volver te espera alguien a quien deseas ver”​.

Yo sonrío a la ida (y a la vuelta).

Me crié con un publicista de la antigua escuela (de los que dicen publicista y no publicitario). Y marco esa diferencia entre el -ista, que recuerda a los movimientos de culto, y el -ario, que suena a funcionario, porque yo me considero de la rama de los apasionados.

Adoro los juegos de palabras. Creo que no hay fracaso sin intento. Y tengo fe en la creatividad cuando está al servicio del verdadero fin: el incentivo de venta. Aunque, comprendo que, hoy, este fin pasa por crear un valor de marca intangible: crear marcas con alma, con personalidad, capaces de conectar con la gente.

Y si vamos a contarlo (casi)todo, confieso que con el tiempo le voy cogiendo el gusto a esto de “ser un dios que reparte almas” *

(*) Entrecomillo la frase porque queda tan 
prepotente que prefiero que parezca una cita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s