Todos deberíamos tener un diario

happy face finger

Muchas veces escribo sobre temas que me quedan cerca, situaciones o sensaciones que he vivido o situaciones que gente cercana a mí ha experimentado. Pero, a menudo, no hablo de mí, sino de un “nosotros”, “tú”, “uno”, algo que no se refiere exactamente a mí y mis circunstancias directamente.

.

Hoy por hoy, he pasado por muchos cambios. Quizás, de alguna forma, este post me deja más desnuda de lo que acostumbro a. Es mucho más personal.

.

No obstante, respetaré el anonimato de segundos y terceros porque, bueno, no están escribiendo esto, ni lo han querido así.

DSC_0376

Lo cierto es que siento que estoy en un momento importante de mi vida, empiezo a abrirme camino. Creo que, hasta ahora, no tenía la sensación de hacerlo. En el plano profesional, empiezo a dar mis primeros pasos sin que tenga la sensación de que es “por papi”. Cuando escoges la misma profesión de tu padre y, con frecuencia no eres “tú” sino “la hija de…”, acumulas mucha frustración.

.

Mis primeras prácticas, ¿por dónde empiezo? Creí que me las habían ofrecido porque tenían una corazonada. Di una buena impresión, no dudo de que la diera. Pero… bueno, en resumen, fueron siete meses dudando de mis propias aptitudes, y preguntándome si no era más que una sombra.

428763_10151334806595597_757160596_22898209_483783803_n

Eso cambió. A finales de verano me ofrecieron un trabajo. ¡Porque creían que valía para hacerme cargo del proyecto! Y ninguno sabía quién era mi padre. Aleluya.

Creo que, de no haber sido por ese detalle, y si hubiera tenido en cuenta otros factores, quizás no habría aceptado. Quizás. Pero ahora creo que fue una decisión acertada. No sólo puedo demostrar que puedo hacer las cosas bien, muy bien, de la mejor manera posible, sino que estoy aprendiendo, creciendo y mejorando mucho como persona y profesional.

.

Cuesta introducirse en nuevos ambientes, sí. Aprender a mantener un nuevo tipo de relación, adaptarse a otras metodologías, olvidar lo que sé y empezar de cero.

Pero creo que todo irá bien, e irá a mejor.

6a00d834516a5769e201538f3bcc2b970b-500wi

Además, he descubierto que hay gente estupenda. Yo pensaba que ya tenía suficiente con la gente que ya conozco, trato y comparto algunos de los momentos de mi vida. Y no es poca gente. Pero nunca es demasiado si lo que viene es bueno, o mejor. No creo que las relaciones y los lazos afectivos, más íntimos, que ya he establecido, puedan mejorarse. Pero eso no quiere decir que haya que cerrarle las puertas a lo que venga (creo que es una actitud muy retrógrada)..

Y, hablando de eso, creo que a nivel personal, estoy mucho más implicada en el desarrollo, día a día, de mis amistades y (también) en materia de pareja. Con la edad, estableces principios más consistentes y ellos acaban guiando tus decisiones en busca de más calidad y no tanta cantidad. Supongo que eso es lo que ocurre: estoy empezando a cualificar mis relaciones. Y trato de que mis apuestas sean exitosas, den frutos y con el tiempo me hagan pensar:

“escogiste el camino correcto”

tumblr_m6pw9kavT91qjh014o1_500_large

Incluso he hecho mejoras a nivel doble personal (personal personal de “yo”).

Mi padre solía decirme: “No puedes abarcarlo todo, tienes que evaluar y decidir cuales son tus prioridades ¿y el resto…? déjalo ir”. Pues, bien, lo estoy haciendo. Estoy evaluando qué intereses, inquietudes, valores, … son más importantes para mí, y estoy seleccionando aquellos que debo conservar y reforzar y aquellos que, simplemente, hay que dejar atrás y aprender a olvidar.

.

Supongo que no me estoy “desnudando” tanto como creo, porque sigo hablando en clave. Releyendo estas líneas, y suponiendo que no conozco la historia, la verdad es que no se entiende demasiado. Faltan datos. Pero mejor así.

estudiar

Sin embargo, sí contaré algo muy concreto: he empezado un diario.

Hace poco encontré algunos viejos diarios. Pasaban semanas o meses entre una página y otra. No había demasiada continuidad. Pero me pareció muy interesante. Todo ha cambiado: mis ideas, mi forma de pensar, hasta las cosas que me ocurrían entonces no suceden ya. Hablaba de recuerdos que había olvidado completamente pero, que al leerlo en el diario, han vuelto a ser un recuerdo latente. Y es precioso. Aunque suene cursi, es algo increíble tener un trozo de mi vida que sé que no olvidaré. Porque, cuando lo haga, cuando vuelva a olvidarlo, tendré una manera de recuperarlo. Rozando ya el súmmum de lo cursi, diré que un diario es, casi, como una máquina del tiempo que te permite volver atrás cuando quieras.

Valentine's Day books interactive: a postcard of a couple, c 1920s

Por eso he decidido que es importante escribir uno. Y, probablemente, trataré de ser constante y de seguir esta nueva tradición por muchos años más. Porque he madurado y evolucionado mucho desde aquel primer diario en el que lloraba por mi conejito muerto. Y aún me queda mucho más por madurar.

Uno no deja de crecer, de mejorar, de progresar y renovarse.
Y creo que todo el mundo debería dejar un testigo de ello.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s