Y que el viento decida soplar en mi dirección

Me gustaría seguirle al fin del mundo, pero uno no se inicia escalando el Everest, así que empezaré poquito a poco: (…) y confiaré en que el viento decida soplar en mi dirección.

Tu voto:

Anuncios